Seleccionar página

Tratamiento para carcoma

El control de las plagas de carcoma debe llevarse a cabo de forma rápida, eficaz y profesional con el fin de evitar la propagación de la plaga por estructuras y elementos de madera

SOLICITA PRESUPUESTO

Las plagas de carcomas deben ser tenidas muy en cuenta. Estos insectos de metamorfosis completa pasan por adulto, huevo, larva, pulpa y adulto. Se alimentan de la celulosa, el compuesto principal de la madera. Con aspecto de  escarabajos es en esta etapa de su vida adulta, al salir de la madera, cuando crean los característicos agujeros que presenciamos en la madera. Pueden ser de forma cilíndrica u ovalada dependiendo de que se trate de carcoma de ciclo corto o largo respectivamente. Estos síntomas son los que nos alarman de que estamos sufriendo una plaga de carcoma.

En la fase larvaria, cuando se alimentan de la madera y forman las peculiares galerías, es cuando dañan la madera. 

Es muy común que muchos edificios, en los meses de verano, se detecte la presencia de estos insectos. El control de las plagas de carcoma debe llevarse a cabo de forma rápida y eficaz, con el fin de evitar que se reproduzcan posteriormente.

No existe un único tratamiento para eliminar las carcomas, de hecho, en gran medida pueden tomarse medidas preventivas que ayudarán a que no aparezca dicha plaga o, en tal caso, a disminuir su presencia.

Reparar humedades de las edificaciones, revisar que todos los conductos por los que discurre agua están en perfectas condiciones, sellar bien los pasos de conducciones (tipo gas, teléfono, luz…), proceder a cerrar y reparar posibles grietas, disponer de mosquiteras o procurar una adecuada ventilación en todas las estancias de la casa son algunas de estas medidas preventivas que nos ayudarán a controlar las plagas de carcoma.

Además, los tratamientos profesionales que ofrecemos en Plaguisur para eliminar las plagas de carcoma en las zonas de Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Badajoz cuentan con las garantías de éxito y de calidad exigibles a cualquier empresa profesional.

Por otro lado, y dada la capacidad destructiva de las carcomas, siempre es necesario contar con el asesoramiento de un aparejador o arquitecto técnico que supervise y controle la estabilidad de la estructura afectada.

El tratamiento para carcomas en edificaciones de Sevilla y zonas colindantes (Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Badajoz) que llevamos a cabo en Plaguisur y, que mejores resultados está dando, consiste en la realización de taladros para colocación de inyectores con válvula antiretorno, la inyección profunda en vigas y el tratamiento anti-carcoma con gel de absorción profunda.

Cómo saber si las carcomas están plagando su vivienda

aLa carcoma es una plaga muy dañina, que puede ocasionar grandes daños a nivel económico, material e, incluso, psicológico a aquellos que la sufren. El hecho de tener una plaga de esta índole en las edificaciones, comunidades, haciendas, museos, iglesias, edificios históricos… es un riesgo para los usuarios de los mismos que van a empezar a observar cómo los elementos de madera van a deteriorarse y a perder su capacidad estructural poco a poco (vigas, muebles, carpinterías…)

La carcoma, además, no suele detectarse hasta que no comenzamos a observar pequeños agujeros en las estructuras de madera, que es el momento en el que comienzan a salir al exterior del objeto ya dañado. Si ponemos este caso en vigas y estructuras de edificaciones, por ejemplo, podemos llegar a entender la importancia de prevenir, detectar y controlar las plagas de carcoma a tiempo.

Este tipo de insecto coleóptero es sutil y sonoro en ocasiones.

Muy importante será también reparar y sellar cualquier tipo de grieta, fisura y unión, pues las hembras llegan a depositar en torno a los 80 huevos en este tipo de lugares. Es así porque son insectos que necesitan del calor, la oscuridad y la humedad para continuar su ciclo. Esto nos hace entender que es fundamental evitar estas condiciones en las edificaciones.

Otra cosa que debemos tener en cuenta es el estado de los muebles. Existen tipos de madera, como la caoba, el enebro o la acacia, que presentan mayor resistencia a este tipo de ataques, mientras que muebles de arce, castaño o haya serán ciertamente más vulnerables. Así, supervisar y controlar de forma periódica la estructura y apariencia de nuestros muebles nos puede ayudar a prevenir la presencia de este insecto tan molesto.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?