Comienza la época estival y con ello el aumento del consumo de agua para diferentes actividades. Este año además, con el añadido de las restricciones y la nueva normalidad que afecta a playas y piscinas públicas se establecen los criterios higiénicos con más rotundidad, y el consumo de piscinas privadas aumentará notablemente.

Dentro de todas las precauciones y controles que debemos tener para tener el control de la legionelosis, tanto en Sevilla o cualquier otra ciudad debe tener especial atención.

Como todos sabemos la legionella es una bacteria que se desarrolla en el agua y que resiste hasta elevadas temperaturas y sistemas de agua caliente (50º centígrados). Se adhiere a nuestras vías respiratorias y produce la legionelosis. Las aguas estancadas suelen ser su principal lugar de proliferación y donde debemos poner el foco en la prevención y control de esta bacteria. 

Estos dos factores hacen del verano una época clave para la propagación de esta bacteria tan peligrosa en personas y animales.

¿Qué medidas tomar para controlar la legionella Sevilla o cualquier otra ciudad?

Cómo eliminar la legionella

Se debe prestar especial atención a los lugares donde:

  • Existe agua estancada: torres de refrigeración condensadores evaporativos, aparatos de enfriamiento evaporativos, redes de agua caliente sanitaria y agua fría, depósitos, acumuladores, piscinas…
  • La temperatura oscila entre 25º y 45º. Las condiciones térmicas necesarias para nutrir a esta bacteria.

¿Cómo evitar el desarrollo de la legionella?

  • Evitando estancamientos de agua
  • Controlando la temperatura en las zonas de agua
  • Cuidando la proliferación de nutrientes
  • Cuidar y mantener las instalaciones de agua caliente sanitaria
  • Aplicando criterios higiénicos sanitarios específicos 
  • Desinfectar y limpiar todos los elementos que están en contacto con agua (grifos, depósitos, filtros…)
  • Controlar la ventilación para evitar la inhalación de aerosoles perjudiciales

Como con cualquier tipo de plaga, lo más importante es prevenir para evitar daños en nuestra salud y en los elementos que se vean afectados. Establecer unas criterios sanitarios para la prevención se convierte en crucial en este tipo de situaciones para evitar males mayores. 

Tanto a nivel general (en edificios públicos, edificios privados, comunidades…) como a nivel particular (viviendas, chalets…) llevar una limpieza exhaustiva y un control de la legionella es fundamental.

control de plagas legionela

Recordemos que la legionelosis es una enfermedad grave, y  puede producir una neumonía peligrosa para nuestra salud. Contar con un equipo experto es garantía de salud y calidad de vida.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?